sábado, 14 de septiembre de 2013

ARREBATO


 Por: Luna Francés

El ímpetu se desborda
cual ladrón se lleva los sentidos
dejando sólo un juego
fuego y seducción.

El latir de tu sangre
llega a mí desde el Olimpo
¡Oh… Dios!
Por la furia de tu boca, caigo al precipicio.

El perfume de tu piel
embriaga… desvarío
Niño hombre, hombre niño
ven a calmar la sed, que por ti deliro.

Sitio web de la imagen: http://unjardindepoemas.blogspot.com/2012/02/tengo-sed-de-ti.html