sábado, 25 de abril de 2015

ODA A UNA BLANCA OSCURIDAD


Por: Ivonne (Luna) Francés


Aquella tarde, en la que se dieron la mano tu alma y la mía.
Esta vecindad, llamada corazón, te recibió con júbilo
y regocijo, dándote un cuartito para ti sólito.

Esta vecindad esta patas arriba…
La gran mayoría que habitamos en ella andamos en la búsqueda
de esa línea que separa la realidad de la locura.

Después de muchas lunas con sus faces de tu inesperada partida,
voy a intentar reestructurar tu habitación...
¡Que desorden tan grande dejaste Jesus Alberto!

No sé por donde comenzar...
Colgados en el techo dejaste los luceros que iluminaban las tardes grises.
Rayadas con el color de tu melodía están las paredes,donde cuelgan fotos de mágicos instantes.

En un rincón, restos de besitos impregnados de amaneceres.
El gancho fuera del escaparate tiene colgados los abrazos…
que no entregaste.

En el piso debajo de la oscuridad, revolotean hojas en blanco con aroma de mujer.
Encima de la mesa, media botella de vino y una copa rota.
Debajo de la silla, permanecen tus zapatos... aun conservan polvo de los caminos que te vieron.

El escritorio de tus antojos, guarda huellas.
Junto a la computadora, la foto de tu amada musa solloza en silencio.
Marcaste un asterisco en tu libro de psicología.

Cuando me disponía a cerrar la puerta...
gire la mirada al rededor de este tu espacio
y me di cuenta que esta tan lleno de ti...

Detrás de la puerta tus sueños se sostienen con un lazo junto a mis latidos.
Por el momento solo la voy a juntar, por si acaso…
Una noche de lluvia sientes frío y te quieras sentar junto a la chimenea.

Creo escuchar...
Cuando el silencio apaga las luces,
 tus largos dedos paseándose por las blancas y oscuras notas del piano.

Mis ojos se van de paseo nocturnal,
acompañados por aquel Claro de Luna,
que brotaba como agua fresca de tu ser.

Tu Sabes,hijo de la vida…
Nos hemos vuelto a reunir en el jardín, junto a la fuente donde cultivamos flores…
Ha perdido algo de colorido… falta el abono de tus chistes y alegría.

¡Ah! te cuento…
Entro un rayito de sol por una pequeña grieta,
ha comenzado a germinar una semillita.

Ella llevara por nombre Helena Victoria...
Tal vez un día que me invada la nostalgia,
me sonreirá y en su gesto hallare mucho de ti.

Mitigando con su ternura el regazo por donde pasa el viento.
Hasta que el sueño me venza…
Y mi unicornio me lleve a ti.







Sitio web de la imagen: https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcTfzjzxzpip1I25u-BbCsAkorXwHdjhVPZ-X-s2BvRzVqMV2zJ1