viernes, 12 de octubre de 2012

DE UNA ROSA NACIÓ UNA PRINCESA



 Por: Luna Francés
Villa de Cura, estado Aragua, Venezuela

Un treinta de agosto nació un hermoso capullo de rosa del cual  al abrir sus pétalos, salió una hermosa princesa llamada Naleiza.
Mi princesa es noche de luna llena con el cielo clarito colmado de estrellas.
Mi princesa piel canela.
Mi princesa es un jardín de fragantes flores.
Mi princesa es una alborada.
Mi princesa es agua de una cascada.
Sus ojos dos luceros que iluminan mi vida.
Mi princesa tiene la boca pequeñita, ella es dulce como azúcar morenita.
Mi princesa tiene las manos como dos palomitas cuando revolotean en su carita.
Los pies de mi princesa son pequeños y ligeritos, para andar por la vida, subir las cuestas más altas, llegar a la cima,  tocar las estrellas y en una de ellas encontrar  el príncipe que hará feliz a mi princesa.